16 abril, 2010

solos ante la muerte...

solos frente a la muerte...


Frente a toda esa parafernalia de conocimiento, helada y metálica, se alza el hombre quebrado, el hombre asimétrico que ya ha llenado otra de mis fotos. Se alza, muchas veces sólo ante la existencia, bajo su peso mercurial, bajo los dilemas vitales que la sociedad enseña a olvidar o sepultar, pero que siempre siguen quemando.

El hombrecito, el hombre con minúscula se mantiene en pie. El hombre imperfecto, el hombre humano ha vencido el dolor, la enfermedad, la angustia existencial, no por vocación sino porque no le quedó otra... rara vez hacemos lo queremos, solemos hacer lo que podemos... lo que ya es mucho.

Lejana y remota está esa vulgar naturaleza semidivina...

El hombrecito quebrado sigue de pie y lo seguirá estando. Y eso... eso es digno de admiración.

Hernán Vellmount